lunes, junio 12

tarta de granadilla



La granadilla, junto con la fruta de la pasión (o marajuyá) es una de las frutas comestibles de la pasiflora, una bellísima planta trepadora. Las que compramos nos llegan de Brasil, su mayor productor o Colombia, también se produce en África y Australia. La granadilla nos proporciona pro vitamina A (beta caroteno) y vitamina C, también es muy rica en fibra lo cual la hace muy útil en caso de estreñimiento.

Esta vez es utilizado azúcar glass y no lustre así come sugiere Jamie
y me ha salido una masa quebrada muy crujiente!
Para la base:
mantequilla 125 gr
azúcar 100 gr
harina 225 gr
ralladura de 1 limón
agua 2 cucharas

Para la crema:
yemas de huevos 6
azúcar 3 cucharas
nata espesa 600 ml
azúcar moreno 2 cucharadas

Para la base- dejar ablandar la mantequilla fuera del frigorífico, añadir el azúcar y trabajando muy rápidamente añadir la harina, una pizca de sal, la ralladura de limón , amasando hasta obtener una mezcla parecida al pan rallado. Añadir las yemas y el agua para obtener una masa homogénea. Envolver en la película transparente y dejar en el frigorífico durante 1 hora.
Extender la masa con un rodillo y ponerla en un molde untado con mantequilla y enharinado. Cocer cubierto de papel vegetal y judías secas durante 20 minutos a 180 ºC, retirar las judías y el papel y continuar la cocción 20 minutos mas.
Para la crema – batir las yemas con el azúcar, mientras tanto hervir la nata y incorporarla a la crema de huevos, remover bien y volverá al cazo y al fuego. Continuar la cocción 8 minutos mas hasta que espese. Dejar enfriar la crema. Extraer la pulpa de las granadillas y añadirla a la crema. Rellenar la tarta y dejarla enfriar 3 horas, o mejor toda la noche, en el frigorífico. Una hora ante de servir la tarta, esparcirla con azúcar moreno y pasarla debajo del grill caliente hasta que empiece a burbujear. Enfriar unos 20 minutos.