sábado, junio 10

pappardelle con fondue de esparragos


Los espárragos proporcionan importantes cantidades de vitaminas: A, B y C y minerales: fósforo, calcio, selenio que son depurativos. En la antigua Roma los consideraban afrodisíacos y por eso conocidos como ‘la hierba de Venus’.
Hay espárragos trigueros, que además de ser lo que prefiero yo, crecen libremente en olivares, encinares, madroñeros etc., y tienen un sabor mas intenso. Se cultivan los que son verdes y grueso y por encima de todos, especialmente aquí en España, los blancos.
Los espárragos blancos se distinguen por ser cultivados bajo de la arena en una bolsita de plástico, y son una prolongación de las yemas que se esconden de los rayos solares para que no cambien a verde.
Cuando vais a comprar espárragos siempre elegir los que tienen las puntas bien cerradas, compactas y de color verde vivo.

Esta receta viene de River Café Cookbook – Green – de Ruth Rogers y Rose Gray.

pappardelle De Cecco (o tallarines si no puedes encontrar pappardelle)
crème fraîche 200 ml
espárragos un manojo
yema de huevo 1
parmesano recién rallado 100 gr
pimienta negra

Poner en un cazo la crème fraîche, el parmesano y la yema de huevo, cocer a baño maría, sin dejar de remover, hasta que esté cremoso. Por otra parte hervir los espárragos, limpio y cortados en bastoncitos, o como yo he hecho, hacerlos saltear en la sartén con aceite de oliva y sal.
Hervir también la pasta y cuando esté lista añadirla a la fondue y echar también los espárragos. Por último esparcir por encima parmesano y pimienta negra.