jueves, junio 15

chipirones rellenos a mi manera


A mi manera porque le pongo un poco de todo de lo que me gusta y como siempre intento acercarme más a los gustos que más echo de menos.
Los chipirones que habitualmente como aquí están echo a la plancha con solo aceite de oliva perejil y ajo y están de muerte. Es una de las tapas que pido con más frecuencia. Pero una de las normas para comer unos buenos chipirones es que estén muy limpios por dentro... Una vez estaba con unos amigos tapeando y me pedí unos chipirones a la plancha. Nunca he comido una cosa mas asquerosa: estaban completamente lleno de una materia tipo gelatina- que se tenia que haber quitado a la hora de limpiarlos - y el camarero que a la misma vez era también cocinero y estaba detrás de la barra insistía en decir que estaban limpios.... Desde ese día como chipirones solo en unos sitios selectos donde sé que hacen un buen trabajo por dentro y por fuera.

De toda manera mis chipirones están muy limpios por dentro y aunque cuesta un poco de tiempo no es muy difícil hacerlo. Primero se le quitan los tentáculos que se llevaran consigo la pluma que tienen por dentro. Los tentáculos se separan de los ojos. Hay que apretar detrás de los tentáculos para que salga el pico, agarrarlo y tirarlo. Por último hay que quitarles las aletas del cuerpo que se llevaran parte de la piel y la restante tenemos que quitarla con las uñas. Aquí ahora llegamos a lo que distinguen un buen chipirón de un mal chipirón: es imprescindible lavarlo por dentro, dándole la vuelta como a un guante, o si no, podemos pasarlo bien debajo del grifo, y con el dedo intentar sacarle esa gelatina que lleva.

Ahora la receta:
½ kg de chipirones
2 dientes de ajo
3-4 filetes de anchoas
un puñaditos de alcaparras
uva pasa
aceitunas negra de Aragón
pan rallado
albahaca
pimienta negra
tomatitos cherry
En una sartén dorarar los ajos, echar las anchoas, las aceitunas negras picadas, partes de los tentáculos picados, las alcaparras, los tomatitos, las uvas pasas enteras, albahaca y pimienta negra. La sal no se echa porque ya tenemos las anchoas y las alcaparras. Cuando toso esta bien doradito añadir el pan rallado, bastante para que se forme una consistencia que nos permita de rellenar los ‘chipi’. Rellenarlos, cerrarlos con un palito y ponerlos en una fuente para horno con aceite de oliva y esparcir por encima un poco del pan rallado que queda de la sartén o (si no nos queda) pan rallado del paquete. Poner en el horno a 200 ºC durante 20 minutos.

5 comentarios:

Elbereth dijo...

Daniela, me encantan las delicias de tu cocina. Y como tu soy una entusiasta de los chipirones, limpísimos, por supuesto...
Sabes un truco para limpiarlos de maravilla? (yo es que soy un poco asquerosa para eso de las vísceras). Se semicongelan, o si son congelados se dejan descongelar un poco y cuando estén manejables, pero el interior siga duro, de un sólo tirón sacas todo junto, sin tener que rebuscar con el dedillo...Yo lo hago así y ahora me da mucha menos pereza limpiarlos...

campo di fragole dijo...

Hola Elbereth! Que trujillo mas estupendo!! De seguro lo voy a provar, a vecez no he comprado chipirones propio por eso. Muchisíma gracias.
Besos

laollasuiza dijo...

como en suiza no hay mar no tengo mucha experiencia en preparar estas cosas. piensas es possible de hacerlos con el relleno sobre la plancha?

campo di fragole dijo...

Sì, pienso que sì. tienes solo que tener cuidado en cerrar muy bien los chipirones con un palillo de diente y no poner mucho relleno porque con el calor el chipiron se hace mas pequeño.

ines dijo...

Lo primero felicitarte po tus recetas y darte las gracias por compartirlas.
Os voy a dar un consejo aunque supongo que lo sabreis, si dais vuelta los chipirones y los rellenais asi no es necesario poner el palillo, ya que se cierran con el calor y no se va el relleno.
Espero que sigas deleitandonos con tus recetas